LIBROS

LIBROS

miércoles, 28 de marzo de 2012

29M: Huelga general, ¿sí o no?


     El artículo 28.2 de la Constitución española de 1978 especifica que "se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad". Evidentemente, nadie está obligado a secundar la huelga, pues es una decisión únicamente personal, así como tampoco ningún empresario puede obligar a un trabajador a acudir a su puesto de trabajo, ya que está en su derecho de no hacerlo.

     A estas alturas mucha gente tiene ya claro si va a hacer huelga o no el 29M. Sin embargo, multitud de personas todavía no se han decidido por causas bien variadas. Como es lógico, yo no pretendo convencer a nadie a través de estas líneas. Simplemente, me apetece reflexionar sobre el tema. Veamos las diferentes justificaciones para tomar la decisión que cada uno crea más oportuna.

     ¿Por qué se debe hacer huelga? Pues porque es un derecho fundamental la defensa de unas condiciones laborales que, lejos de mejorar, están empeorando a pasos agigantados en los últimos años (eso en el caso de quienes aún tienen la "suerte" de poder desempeñar las funciones que sean en este país), trabajándose más horas por menores salarios y, lo que es peor, en peores situaciones de precariedad.

     Porque la reforma laboral recientemente aprobada por el gobierno de Rajoy no generará ni más empleo ni mayor calidad del mismo, suponiendo un ataque directo a la clase trabajadora, la vuelta del poder al "patrón" y un enorme paso atrás en los derechos alcanzados con sangre, sudor y lágrimas por parte de varias de nuestras generaciones pasadas.

     Porque, a estas alturas de la película, nadie (excepto los patronos y nuestros gobernantes) quiere tener que volver a vivir la época de la primera revolución industrial, cuando los salarios eran ínfimos y las duras jornadas de trabajo interminables (véase la obra maestra del gran genio Charles Chaplin que lleva por título "Tiempos modernos").




     Por todo lo anterior, cualquier trabajador debería secundar la huelga del 29M. Veamos ahora las causas que pueden justificar la no secundación de dicha convocatoria. Primero que nada, porque trabajar en día de huelga también es un derecho fundamental de todo trabajador. Algo que cabe no olvidar nunca. De la misma manera que es indignante que existan amenazas de represalias a los trabajadores huelguistas por parte de algunos empresarios (que las hay) tampoco deberían existir los piquetes que impiden, a veces por la fuerza, acudir a sus puestos de trabajo a aquellos que así lo deciden ejerciendo su libertad individual.

     Porque, en plena época de recortes de todo tipo, y ante la plausible posibilidad de que la huelga no sirva absolutamente para nada, no acudir al trabajo supondrá, para todos, un suculento descuento salarial en la ya de por sí menguada nómina de este mes.

     Y porque debemos recordar la pantomima de los sindicatos en la "huelga" convocada por UGT y CC. OO. el 29 de septiembre de 2010 ante el inoperante gobierno de ZP. Aquella convocatoria fue una forma burda de tapar ojos y bocas a una ciudadanía que clamaba contra el gobierno del PSOE y demandaba una huelga general. En efecto, los sindicatos no le "montaron" a ZP una huelga como la que le han "montado" a Rajoy. Cuando el PSOE inició la política de recortes los dirigentes sindicales permanecieron impasibles en sus sillones. En cambio, el 29M habrá hasta 111 manifestaciones a lo largo y ancho del territorio español clamando contra el PP.

     Ante todo esto sólo cabe recordar un apunte que resulta, como mínimo, sospechoso. A la jornada de clausura del XXXVIII Congreso Federal del PSOE, el pasado mes de febrero, los dirigentes de UGT y CC. OO., Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, acudieron a la ciudad de Sevilla en calidad de invitados. ¿De qué hablarían allí?

     Después de lo anteriormente reseñado, no considero nada descabellado el hecho de que secundar la huelga sea "hacerles el juego" tanto a los dos principales sindicatos españoles como al mayor partido de la oposición. Algo que muchos podrían utilizar para decidir no ir a la huelga el 29M. 

     Ante semejante panorama uno puede llegar a pensar que los gobernantes, sean los "gaviotas azules" del PP o los "capullos rojos" del PSOE, son, más bien, gobernados (por todos y cada uno de nosotros) y que, más que una huelga general contra el gobierno de unos o de otros, es más pertinente un plante general ante la irresponsable clase política española (y, por supuesto, incluyendo a los sindicatos).

     Españoles: haced huelga (o no) el 29M...pero que Dios nos pille a todos confesados! 


        

1 comentario:

MDF dijo...

Crónicas de Spainlandia. El destino político de Andalucía:

El PP ha logrado pasar, y en tan sólo 126 días, de ganar más votantes que IU en noviembre de 2011 a perder electores en Andalucía. ¡Toda una proeza!. El PSOE continúa perdiendo votos y a una velocidad levemente mayor. Tal situación puede etiquetarse de insostenible: en dos o tres legislaturas no dispondría de congresistas en el Parlamento andaluz. IU casi ha triplicado su tasa diaria de ganancia de votos respecto a las elecciones de 2011. En dos o tres legislaturas sería la segunda fuerza política del Parlamento autonómico.
Los partidos que representan los intereses de las clases dominantes en Andalucía ya no aumentan su número de electores, como en noviembre de 2011, sino que claramente pierden votantes. Su alianza con las clases burguesas medias se derrumba. Es el coste de un expolio que, en mayor o menor grado, afecta a todos los dominados. Los partidos que deberían haber defendido los intereses de las clases burguesas pequeñas y medias continúan intensificando su pérdida de votantes. Es el coste de una manifiesta ineptitud para batirse por los suyos, o de una nítida traición para obtener "sillones" a cambio de las personas representadas. Sin embargo los partidos que preservan los intereses de las clases sociales populares, la Izquierda parlamentaria y aparlamentaria, en tan sólo 126 días han duplicado su tasa de ganacia de apoyos entre la población. De mantener dicho crecimiento acelerado, antes de transcurridos cuatro años su base social rebasaría con creces la de las otras clases juntas (dominantes, media y pequeña burguesía).
Dentro de los partidos medio y pequeño burgueses se detecta un punto de inflexión nada turbio. Mientras que las organizaciones encaminadas hacia el burguesismo prosiguen su caída, las dotadas de alguna orientación hacia el fascismo han interrumpido ese declive de finales de 2011 para triplicar ahora su ganacia de apoyos electorales. Y aunque las estimaciones a cuatro años practicadas no otorguen a ello relevancia, no debería menospreciarse el descrito hecho.
Con respecto a la Izquierda, la tasa da ganacia diaria de votos correspondiente a los partidos con programas "parciales" o "borrosos" se ha visto mermada a algo más de la mitad en relación al 2011. Y sus expectativas a cuatro años son harto modestas. Es la Izquierda marxista o coaligada con el marxismo la que ha logrado duplicar sobradamente su grado de apoyo entre la población andaluza. Ello, junto a una mayor concentración del voto alrededor de IU, explica el crecimiento parlamentario de esta coalición. No obstante la verdadera sorpresa de estas elecciones ha surgido al valorar el crecimiento del aval popular a la Izquierda Aparlamentaria. Esa Izquierda que es posible cuantificar a través de la abstención nacida tras implantarse la Gran Depresión en los años 2007-8. Se trata de un florecimiento tan intenso que cualquier proyección de su base social a cuatro años se sale de límites. Un contingente social que ha expresado taxativamente su voluntad de no querer colaborar con el régimen, no es sino un contingente social pre-revolucionario que se ubica a la espera de una organización de amplia convergencia para lograr su fin primordial: la extinción de este saqueo bautizado como "crisis". Así pues el pueblo andaluz no ha fallado, y mañana deberán ser los restantes pueblos del Estado quienes demuestren las calidades de sus fraguas. ¡POR UNA HUELGA GENERAL MASIVA!.

Para ver texto completo, gráficos, tablas, referencias... Pulsar "Entrar" en:

http://aims.selfip.org/spanish_revolution.htm