LIBROS

LIBROS

lunes, 30 de mayo de 2011

Quince días de "Democracia Real Ya"



     Se cumplen quince días desde el inicio del movimiento conocido como 15M. Mucho se ha hablado de ello durante estas dos últimas semanas. Pero, por desgracia, más que informar se ha desinformado. Veamos en qué consiste dicho movimiento a través de su Manifiesto y de sus Propuestas (ambos puntos, desarrollados íntegramente al final de esta entrada, para quien esté interesado en saber más) y las mentiras que acerca de él se han extendido desde esferas poco interesadas en que tuvieran repercusión social.

     Vayamos primero con las mentiras:

- Es un movimiento desorganizado, espontáneo y sin propuestas. Falso totalmente. Basta ver el apartado B de esta entrada para ver multitud de propuestas concretas. Es difícil, por no decir imposible, ver esta concreción en cualquier programa político de ningún partido en época electoral.

- Es un movimiento que ataca a todos los políticos. Falso también. Simplemente, pide que éstos sean honestos y responsables y miren el interés general y no solamente el suyo particular.

- Es un movimiento que no acepta la democracia como sistema de gobierno. Otra falacia más. Precisamente, lo que demanda es mayor democracia. Pero una democracia en la que el pueblo tenga la última palabra y no solo la primera (su voto cada cuatro años) para que luego los mercados y los banqueros presionen a los gobiernos para su interés particular.

- Es un movimiento que predica que no hay que ir a votar. Otra mentira. Es justo al revés. Exige una reforma de la ley electoral para que más partidos tengan cabida en los parlamentos de todo tipo y para que el voto de cada ciudadano valga lo mismo, independientemente de a qué partido se vote y en qué lugar se realice el voto.

- Es un movimiento antisistema. Con perdón: ¡hay que ser gilipollas para afirmar algo así! Lo que demanda es un buen funcionamiento del sistema. Lo que es antisistema es la corrupción, el lucro y el enriquecimiento a costa del ciudadano.

- Es un movimiento de jóvenes violentos, drogadictos y borrachos. He asistido personalmente a alguna de sus asambleas, y puedo dar fe de que hay gente de mediana edad también. E incluso he visto con mis propios ojos a algún que otro jubilado. Las plazas están limpias como patenas porque los acampados son los primeros que quieren estar cómodos en dichas plazas. ¿Violencia? Solo cabe ver las imágenes del pasado viernes para ver la actuación de los jóvenes ante la brutal actuación de los mossos de esquadra...

     ¿Quiénes son los que buscan desinformar a la opinión pública sobre la realidad de este movimiento? Muy fácil. Los mismos que defienden que el sistema debe continuar como hasta ahora: las grandes multinacionales, las bancas, el PP, el PSOE y los medios de comunicación que estos últimos controlan y manipulan para su propia conveniencia. Porque si algo es ejemplo de sinvergüencería elevada a puntos desorbitados es el seguimiento del movimiento 15M por parte de las televisiones, públicas y privadas, de este país.

     Se suele decir, erróneamente por cierto, que las elecciones son la "fiesta de la democracia". Otra mentira más. O la democracia pasa a ser algo más que ir a votar cada cuatro años, tomando mucha mayor importancia el pueblo, o la verdadera "fiesta de la democracia" es la que se está dando estos días en las plazas de tu pueblo y de tu ciudad. Eso sí, ¡una democracia real!  

     Para quien quiera saber más sobre este maravilloso movimiento pro-democrático, transcribo a continuación su manifiesto y sus principales propuestas. Juzgad vosotros mismos tras su lectura...   

A) MANIFIESTO: Somos personas normales y corrientes. Somos como tú: gente que se levanta por las mañanas para estudiar, para trabajar o para buscar trabajo, gente que tiene familia y amigos. Gente que trabaja duro todos los días para vivir y dar un futuro mejor a los que nos rodean. Unos nos consideramos más progresistas, otros más conservadores. Unos creyentes, otros no. Unos tenemos ideologías bien definidas, otros nos consideramos apolíticos… Pero todos estamos preocupados e indignados por el panorama político, económico y social que vemos a nuestro alrededor. Por la corrupción de los políticos, empresarios, banqueros… Por la indefensión del ciudadano de a pie. Esta situación nos hace daño a todos diariamente. Pero si todos nos unimos, podemos cambiarla. Es hora de ponerse en movimiento, hora de construir entre todos una sociedad mejor. Por ello sostenemos firmemente lo siguiente:
  • Las prioridades de toda sociedad avanzada han de ser la igualdad, el progreso, la solidaridad, el libre acceso a la cultura, la sostenibilidad ecológica y el desarrollo, el bienestar y la felicidad de las personas.
  • Existen unos derechos básicos que deberían estar cubiertos en estas sociedades: derecho a la vivienda, al trabajo, a la cultura, a la salud, a la educación, a la participación política, al libre desarrollo personal, y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz.
  • El actual funcionamiento de nuestro sistema económico y gubernamental no atiende a estas prioridades y es un obstáculo para el progreso de la humanidad.
  • La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.
  • El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.
  • La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.
  • Los ciudadanos formamos parte del engranaje de una máquina destinada a enriquecer a una minoría que no sabe ni de nuestras necesidades. Somos anónimos, pero sin nosotros nada de esto existiría, pues nosotros movemos el mundo.
  • Si como sociedad aprendemos a no fiar nuestro futuro a una abstracta rentabilidad económica que nunca redunda en beneficio de la mayoría, podremos eliminar los abusos y carencias que todos sufrimos.
  • Es necesaria una Revolución Ética. Hemos puesto el dinero por encima del Ser Humano y tenemos que ponerlo a nuestro servicio. Somos personas, no productos del mercado. No soy sólo lo que compro, por qué lo compro y a quién se lo compro.
Por todo lo anterior, estoy indignado.
Creo que puedo cambiarlo.
Creo que puedo ayudar.
Sé que unidos podemos.
Sal con nosotros. Es tu derecho.

B) PROPUESTAS:

1. Eliminación de los privilegios de la clase política:
  • Control estricto del absentismo de los cargos electos en sus respectivos puestos. Sanciones específicas por dejación de funciones.
  • Supresión de los privilegios en el pago de impuestos, los años de cotización y el monto de las pensiones. Equiparación del salario de los representantes electos al salario medio español más las dietas necesarias indispensables para el ejercicio de sus funciones.
  • Eliminación de la inmunidad asociada al cargo. Imprescriptibilidad de los delitos de corrupción.
  • Publicación obligatoria del patrimonio de todos los cargos públicos.
  • Reducción de los cargos de libre designación. 
2. Contra el desempleo:
  • Reparto del trabajo fomentando las reducciones de jornada y la conciliación laboral hasta acabar con el desempleo estructural (es decir, hasta que el desempleo descienda por debajo del 5%).
  • Jubilación a los 65 y ningún aumento de la edad de jubilación hasta acabar con el desempleo juvenil.
  • Bonificaciones para aquellas empresas con menos de un 10% de contratación temporal.
  • Seguridad en el empleo: imposibilidad de despidos colectivos o por causas objetivas en las grandes empresas mientras haya beneficios, fiscalización a las grandes empresas para asegurar que no cubren con trabajadores temporales empleos que podrían ser fijos.
  • Restablecimiento del subsidio de 426€ para todos los parados de larga duración.
3. Derecho a la vivienda:
  • Expropiación por el Estado de las viviendas construidas en stock que no se han vendido para colocarlas en el mercado en régimen de alquiler protegido.
  • Ayudas al alquiler para jóvenes y todas aquellas personas de bajos recursos.
  • Que se permita la dación en pago de las viviendas para cancelar las hipotecas.
4. Servicios públicos de calidad:
  • Supresión de gastos inútiles en las Administraciones Públicas y establecimiento de un control independiente de presupuestos y gastos.
  • Contratación de personal sanitario hasta acabar con las listas de espera.
  • Contratación de profesorado para garantizar la ratio de alumnos por aula, los grupos de desdoble y los grupos de apoyo.
  • Reducción del coste de matrícula en toda la educación universitaria, equiparando el precio de los posgrados al de los grados.
  • Financiación pública de la investigación para garantizar su independencia.
  • Transporte público barato, de calidad y ecológicamente sostenible: restablecimiento de los trenes que se están sustituyendo por el AVE con los precios originarios, abaratamiento de los abonos de transporte, restricción del tráfico rodado privado en el centro de las ciudades, construcción de carriles bici.
  • Recursos sociales locales: aplicación efectiva de la Ley de Dependencia, redes de cuidadores locales municipales, servicios locales de mediación y tutelaje.
5. Control de las entidades bancarias:
  • Prohibición de cualquier tipo de rescate o inyección de capital a entidades bancarias: aquellas entidades en dificultades deben quebrar o ser nacionalizadas para constituir una banca pública bajo control social.
  • Elevación de los impuestos a la banca de manera directamente proporcional al gasto social ocasionado por la crisis generada por su mala gestión.
  • Devolución a las arcas públicas por parte de los bancos de todo capital público aportado.
  • Prohibición de inversión de bancos españoles en paraísos fiscales.
  • Regulación de sanciones a los movimientos especulativos y a la mala praxis bancaria.
6. Fiscalidad:
  • Aumento del tipo impositivo a las grandes fortunas y entidades bancarias.
  • Eliminación de las SICAV.
  • Recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio.
  • Control real y efectivo del fraude fiscal y de la fuga de capitales a paraísos fiscales.
  • Promoción a nivel internacional de la adopción de una tasa a las transacciones internacionales (tasa Tobin).
7. Libertades ciudadanas y democracia participativa:
  • No al control de internet. Abolición de la Ley Sinde.
  • Protección de la libertad de información y del periodismo de investigación.
  • Referéndums obligatorios y vinculantes para las cuestiones de gran calado que modifican las condiciones de vida de los ciudadanos.
  • Referéndums obligatorios para toda introducción de medidas dictadas desde la Unión Europea.
  • Modificación de la Ley Electoral para garantizar un sistema auténticamente representativo y proporcional que no discrimine a ninguna fuerza política ni voluntad social, donde el voto en blanco y el voto nulo también tengan su representación en el legislativo.
  • Independencia del Poder Judicial: reforma de la figura del Ministerio Fiscal para garantizar su independencia, no al nombramiento de miembros del Tribunal Constitucional y del Consejo General del Poder Judicial por parte del Poder Ejecutivo.
  • Establecimiento de mecanismos efectivos que garanticen la democracia interna en los partidos políticos.
8. Reducción del gasto militar.

No hay comentarios: