LIBROS

LIBROS

lunes, 23 de mayo de 2011

Elecciones 22 Mayo 2011. PP arrasa y PSOE se hunde

     El pueblo ha hablado en las urnas. Y lo ha hecho fuerte y claro: quiere un cambio. ¡Y lo quiere ya! Como era de esperar, el PSOE ha pagado a nivel nacional la inexperta y nada correcta y acertada gestión del gobierno central en la crisis económica del país. Pero vayamos por partes. Primero Gandía. Después Valencia. Y finalmente, España.

     En Gandía hemos asistido a la más gran sorpresa de la historia de la democracia de la ciudad. No porque haya ganado el PP, que se veía venir, sino porque lo ha hecho con mayoría absoluta. Es el más claro ejemplo de la necesidad de cambios políticos urgentes. Pese a los fichajes galácticos del PSOE (Els Verds de J. F. Peris, presidentes de Juntas de Distrito, afamados conocidos del mundo fallero e incluso hijos de viejas glorias del pasado), el PP se ha impuesto teniendo como candidato al líder político peor valorado de toda la escena política local actual. ¿Inexplicable? Para mi, ciertamente, sí. Veo como únicas causas el desplome general del PSOE en todo el país y la cabezonería, hasta límites casi esquizofrénicos, de un Orengo empeñado en hacer lo que le diera real gana en "su" ciudad.

     Porque así ha tratado el todavía alcalde de Gandía a la ciudad ducal, como si fuera suya en propiedad. El caprichito de construir el dichoso tranvía, "por mis cojones", le ha pasado factura. Si el PSOE critica al PP por ser el partido de las grandes obras (algo totalmente cierto, sin duda), no puede empeñarse en construir tranvías en ciudades que para nada los necesitan. Pero el tranvía no es el único motivo para el desprestigio de Orengo en "su" ciudad. Hay otros muchos ejemplos de prepotencia en el comportamiento del alcalde socialista. Sin embargo, no me quiero extender demasiado en esta entrada. Tiempo habrá más adelante para tratar estos temas.

     Del resto de partidos locales, cabe destacar el aumento de los votos del Bloc a costa del PSOE, que también se veía venir, y la desaparición de la escena política de Plataforma de Gandía, cuyo candidato, Fernando Mut, ha pagado muy cara su complicidad con Orengo y el PSOE. Sus votantes de hace cuatro años han vuelto a votar al PP, sabedores de que votar a PdG era votar al PSOE. Tras lo sucedido hace ocho años, todos los gandieneses sabíamos que la única manera de que el panorama político cambiara en nuestra ciudad pasaba por una mayoría absoluta del PP. Cualquier otro resultado habría dado pie, casi al cien por cien de posibilidades, a otro gobierno de coalición PSOE-Bloc-PdG. Y la necesidad de cambio ha primado en la ciudadanía gandiense...

     De Valencia hay poco que añadir. El PP ha arrasado, como siempre. La corrupción no les ha dañado como habría sido lógico. El desgaste del PSOE y la falta de carisma y de liderazgo de Alarte han hecho el resto. Simplemente, esperemos que no haga falta esperar cuatro años más para volver a votar listas de las que desaparezcan los "chorizos". Si Dios quiere, en unos meses o en un año, la plana mayor del PP valenciano estará entre rejas y habrá elecciones de nuevo. O eso es lo que yo espero...

     ¿Y en España? Pues más de lo mismo. Victorias gloriosas del PP gracias, no a sus méritos, sino a los numerosísimos desméritos de su único rival con poder para desplazarles de los gobiernos. El PSOE ha perdido en todas partes, incluso en lugares históricos para ellos, como Castilla La Mancha, Cataluña o Andalucía. Alcaldías como las de Barcelona quedan ahora fuera del poder del PSOE, algo impensable hasta ahora. En definitiva, si se tratara de elecciones generales, el PP tendría mayoría absoluta. Por suerte, no lo eran...

     Otros aspectos destacables a nivel nacional: el alto índice de participación, habiendo votado más de dos tercios de la ciudadanía; la explosión de Bildu en el País Vasco, donde ha sido la segunda formación más votada, con más de 300 mil votantes; la victoria de Cascos en Asturias, donde deberá formar coalición para poder gobernar (seguramente con el PP, ¡quién lo iba a decir!); y la no mayoría absoluta del PP, por los pelos, en Extremadura (¡sólo habría faltado eso para el derrumbe total del PSOE!), lo que propiciará un gobierno de coalición PSOE-IU.

     ¿Qué conclusión podemos extraer a tenor de todos estos resultados? Sin duda, es más que evidente que los votantes prefieren como gobernante a un "chorizo" profesional antes que a un gobernante mareado, ciego e incompetente. ¿Reacciones ante este hecho? Pues varias: celebraciones en el PP, que, ahora más que nunca, podrá extender sus corruptelas por doquier; reflexión del PSOE, que deberá refundarse a sí mismo para evitar su derrumbe definitivo dentro de un año; y alegría desbordada de Bildu, que tendrá que demostrar si quiere o no la paz en el País Vasco.

     ¿Y el pueblo? ¿Qué hará el pueblo? Porque visto lo visto, una cosa está clara. Gane quien gane, en este caso el PP, el pueblo pierde. ¿Qué hacer pues? Muy sencillo. Lo más importante de lo acaecido esta última semana no es ni la victoria arrasadora del PP ni el hundimiento del PSOE. Lo más destacable es que el pueblo se ha lanzado a la calle para demandar una democracia en peligro de muerte si no cambian muchas cosas. La revolución es necesaria. Y ya ha comenzado. Está en las plazas de tu pueblo, de tu ciudad, de tu comunidad y de tu país. ¡Échate a la calle! ¡Tú eres la revolución!

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Qué conclusión podemos extraer? Sin duda, es más que evidente que los votantes se han cansado de Orengo y sus amigos, y les ha enviado donde deberian estar hace 8 años, pues el PSOE estaba ganando gracias a Rosa Fuster con su Gival y Fernando Mut con su Plataforma que lo único que hacían era restar votos. ¿Reacciones ante este hecho? Pues varias: celebraciones en el PP, que, ahora más que nunca, podrá demostrar lo que es trabajar por su ciudad y no para sus amigos.

Un votante del PP cansado de Orengo y sus mariachis

Anónimo dijo...

Buena táctica, aunque anticuada e ineficaz, la que de algunos socialistas de "pro"; me refiero a esa forma de actuar en la que se sienten los poseedores de la razón absoluta. Lástima que esa memoria histórica de la que hacéis gala, solo se utilice para mirar por el catalejo de la conveniencia ya que corruptela, por desgracia siempre ha habido " de todos los colores" y recordar que el rojo es mas llamativo.
Esa afirmación en la que, por el hecho de ganar el PP van a poder extender su corruptela, creo que raya lo absurdo y los niveles mas bajos de respeto jamás imaginables.
¿quieres decir con eso que ahora somos dos millones ...y pico mas de gente corrupta en España? pues entonces aquí termino mi comentario, harto de ver como se le falta el respeto a una mayoría de la sociedad que ha decidido democráticamente que ya era hora de un cambio....ah por cierto... no soy votante del PP, estoy mas bien lejos de esa ideología, pero algo me enseñaron desde pequeño y debería servir para cualquier color y es fundamentalmente eso...RESPETO

José Ferrandis Peiró dijo...

Para el primer anónimo. En lo primero, totalmente de acuerdo. En lo segundo, que espero que así sea, aunque no es la conducta imperante en el partido. Al menos en el brazo valenciano.
El tiempo dirá si es como tú dices o como están haciendo en la capital valenciana. Saludos, gracias por participar del debate y bienvenido a Jungleland...

José Ferrandis Peiró dijo...

Para el segundo anónimo. Ante todo, jamás he votado al PSOE porque están muy lejos de ser un partido de izquierdas más allá de lo que cabría pensar por su nombre...

Evidentemente, tampoco he votado al PP nunca. Lo que está ocurriendo en Valencia es suficiente justificación para mis afirmaciones. Espero que la ley encarcele a todos los corruptos, sean del partido que sean...

En ningún momento he dicho que los votantes del PP sean unos corruptos. No sé de dónde lo has sacado. Los corruptos son algunos de los que forman parte de la cúpula directiva del partido en la Comunidad Valenciana. Simplemente eso. Jamás faltaré al respeto a quíen ejerce su derecho democrático de votar, sea al partido que sea...

¿Respeto? ¡Por supuesto que sí! ¡Siempre! Pero los políticos son los primeros que han de respetar al pueblo al que gobierna, algo que cada vez ocurre menos en política...

Si lees con más detenimiento el artículo podrás ver cómo, probablemente al igual que tú, soy un ciudadano corriente descontento con el sistema imperante en la sociedad actual. No estoy a favor de ningún político porque buscan enriquecerse a costa del pueblo. Sin duda, esto es algo a cambiar con urgencia.

Como ves, respeto tu opinión. Y estaré encantado de poder seguir este debate contigo, si lo deseas tú. Saludos y bienvenido a Jungleland!

MJesús dijo...

A Orengo le pasa factura lo del tranvía. Cuando se presentó el proyecto para pedir la subvención un amigo me dijo: "proponen esa barbaridad porque quieren que les digan que no les dan el dinero para eso y así serán los malos los del pp, la generalitat". Le dieron el visto bueno para sorpresa del propio PSOE y descontento de los vecinos del Tosal y de una mayoría de los vecinos de Gandia en general.
A Plataforma, obviamente, le pasa factura el haber pactado con la izquierda.
En general a este gobiero le pasa factura que los ciudadanos estemos más informados, que conozcamos que se han pagado cientos de miles de euros a arquitectos extranjeros sólo por hacer un proyecto y/o una maqueta, cuando tenemos (ya no digo en España) en Gandia arquitectos más que válidos para llevar a cabo esos proyectos.
El cambio era necesario, yo no he votado al PP, pero el cambio era necesario. Lo que lamento es que el líder sea Arturo Torró, no me gusta nada pero eso ya es una opinión personal.
Y en cuanto al tema de las mayorías absolutas pienso que no son buenas, nunca... en ningún sitio...
Saludos.

José Ferrandis Peiró dijo...

Gracias por participar, M Jesús! Totalmente de acuerdo contigo. Las mayorías absolutas nunca son buenas, aunque en este caso era la única posibilidad de cambio real (para evitar las rocambolescas coaliciones a las que nos tenía acostumbrados el PSOE).

Tampoco me gusta Torró. Muy significativo es el hecho de que haya ganado las elecciones de esta manera, aún siendo el líder peor valorado por la ciudadanía. Efectivamente, este hecho deja claro que Gandía necesitaba un cambio y que la ciudadanía así lo ha visto.

Y sobre el tranvía, está claro que les ha salido el tiro por la culata y ello ha contribuido a tan gran fiasco electoral.

Gracias por participar del debate!

Salvador dijo...

En primer lugar, es muy fácil escribir bajo anónimos.
Al primer anónimo. Rosa Fuster creó Gival y Fernando Mut creó Plataforma cuando el PP les "expulsó" del partido. Pero está claro que el PP sólo gana cuando pone gentuza de candidato.
Al segundo anónimo. Criticar al PP no es sinónimo de ser del PSOE, hay muchas más opciones políticas, esa respuesta es típica de un PPero. Por cierto, preguntas si sois dos millones de corruptos, pero luego dices que no votas al PP. ¿?
A M. Jesús. No descarto que el tranvia le haya pasado factura al PSOE en Gandia, pero si la gente tuviera más información, no habría ganado Torró, con todos los chanchullos empresariales e información privilegiada de la que ha hecho uso, que espero que pronto le pase factura judicialmente hablando (que es sinónimo de ganar elecciones).

José Ferrandis Peiró dijo...

Muchas gracias por participar del debate, Salvador! Totalmente de acuerdo en cada una de tus afirmaciones. Bienvenido a Jungleland! Saludos!