LIBROS

LIBROS

martes, 14 de enero de 2014

High Hopes y la polémica en torno al Boss





     El décimo-octavo disco de estudio de Springsteen llega al mercado hoy. Y lo hace, como nunca antes, envuelto de polémicas más o menos justificadas en torno a su lanzamiento. Fanatismos al margen (tanto por parte de sus acérrimos seguidores como por sus detractores, que los tiene también, por supuesto), un nuevo trabajo del Boss siempre ocupa espacio en los grandes medios internacionales de todo tipo. 

     Aparte de desgranar los doce temas que componen "High Hopes", el presente artículo abordará las cuatro grandes polémicas que se ciernen sobre el lanzamiento del disco: Amazon y su inexplicable filtración, la inclusión de Tom Morello tanto en el disco como en la gira, la nueva forma de grabación del mismo, y la selección de canciones que forman parte del CD.

     Parece increíble que en pleno siglo XXI una plataforma tan seria como Amazon cometiera el mayúsculo error de "filtrar" los audios de los doce temas del disco. ¿Error o campaña de márketing? Esa es la pregunta que muchos se han hecho durante los días previos a la salida al mercado del CD. Desde luego, alguien debería haber dado mayores explicaciones sobre tan farragoso asunto. No me atrevo a pronunciarme sobre este tema, aunque tampoco pondría la mano en el fuego por nadie. Sobre todo viendo cómo funciona la publicidad en estos tiempos que nos han tocado vivir (o sufrir).

     Durante la pasada gira australiana uno de los guitarristas de la mítica E Street Band, Steven Van Zandt, causó baja temporal al encontrarse grabando la segunda temporada de la serie de televisión noruega "Lilyhammer" (algo nada nuevo, pues hace años ya participó en la mítica "Los Soprano"). El Boss decidió que Tom Morello (Rage Against The Machine y Audioslave) le sustituyera. En 2008 ya tocaron juntos una versión eléctrica (precisamente la que se recupera en este álbum) de "The Ghost Of Tom Joad". Aunque ya se comentaba que Bruce y Tom estaban preparando un trabajo juntos, lo que es indiscutible es que la influencia de Morello ha sido más que destacable en el resultado del disco. El propio Bruce ha afirmado que "no estoy seguro de que este disco existiera sin su influencia".

     Morello participa en ocho de las doce canciones de "High Hopes", dando un toque al resultado final que ha hecho las delicias de algunos pero no de otros. Para gustos, colores. El enfado de sus detractores se ha acrecentado al anunciarse que el guitarrista formará parte de la gira 2014, incluso aunque participe Van Zandt. Algo que, para algunos, no cuadra: Nils, Steven, Bruce y Morello. ¿Serán demasiadas guitarras sonando a la vez sobre un mismo escenario?

     Sea como sea, la inclusión de Tom me parece acertada en un principio. Aunque Bruce deberá hilar muy fino para que todos sus guitarristas estén contentos. Es decir, que todos deberán tener sus momentos de gloria y también de sombras a lo largo de una gira tan larga como la que se presenta este año. Personalmente, espero presenciar in situ el solo de Morello en "The Ghost Of Tom Joad". Eso sí, también miraré el gesto de Nils cuando este hecho se produzca. 

     A diferencia de lo que suele ser habitual en Springsteen y en la mayoría de músicos, el disco se ha grabado durante la gira "Wrecking Ball" de 2013. USA, Europa y Australia han asistido a la grabación del nuevo trabajo. Y todo ello con Ron Aniello, principal productor del mismo (también participa Brendan O´Brien en las cuatro canciones antiguas), escuchando todo el material vía internet. Una forma un tanto extraña, sin duda.

     No obstante, las críticas se han centrado sobre todo en la composición del álbum. En el mismo encontramos, junto a los temas nuevos ("Heaven´ s Wall", "Frankie Fell In Love", y "This Is Your Sword"), covers ("High Hopes", "Just Like Fire Would" y "Dream Baby Dream"), nuevas versiones de temas ya conocidos ("American Skin (41 Shots)" y "The Ghost Of Tom Joad") y descartes de discos anteriores ("Harry´s Place", "Down In The Hole", "Hunter Of Invisible Game" y "The Wall"). Una fórmula que rompe con la norma habitual del genio de Asbury Park. Personalmente, prefiero que los discos contengan material nuevo, aunque se puedan incluir viejos descartes de discos anteriores. Lo de los covers y las versiones distintas de temas ya conocidos me parece perfectamente prescindible. Sobre todo en el caso que nos ocupa: un compositor nato como Springsteen.

     Polémicas al margen, estas son las doce canciones de "High Hopes":

1- High Hopes: cover del tema de The Havalinas (1990) ya grabado por Springsteen y la E Street Band en 1995 para su EP titulado "Blood Brothers". La versión actual goza de una más amplia y rica instrumentación, con un gran Roy Bittan al piano y unos vientos y una percusión realmente potentes. ¡Hasta 19 músicos participan en el tema que abre el disco! La nueva versión fue sugerida por Tom Morello.
2- Harry´s Place: descarte del aclamado "The Rising" (2002) por cuestiones temáticas. Sus protagonistas parecen socios de la familia Soprano. Se trata de una historia de gangsteres, engaños, poder y secretos de pueblo pequeño. Clarence Clemons aparece tocando el saxo como nuevo homenaje póstumo de la banda a uno de sus sempiternos componentes (fallecido en 2011). 
3- American Skin (41 Shots): nueva versión de la canción de 2000, sin apenas cambios respecto a la original. Enorme poder instrumental y vocal, con un buen solo de guitarra de Morello. Tema polémico desde su composición (denuncia del caso de Amadou Diallo, vendedor callejero guineano acribillado (41 disparos) por hacer "un movimiento sospechoso" en 2000). Se recupera, para alegría de los fans y enfado de los medios policiales, a causa del asesinato de Trayvon Martin, chico de color, a manos de un vigilante amateur en Florida (2013). 
4- Just Like Fire Would: cover del tema de The Saints, uno de los grupos pioneros del punk australiano y, además, una de las bandas favoritas del Boss. Muy parecida a la versión original, con remembranzas claras del sonido de The Beatles.  
5- Down In The Hole: otro descarte de "The Rising" en el que alcanza gran importancia Patti Scialfa (y en la que aparecen, en los coros, los tres hijos del matrimonio Springsteen). Recuerda a algunos pasajes del álbum "Tunnel Of Love" por su poder evocador e inquietante. Aparece un solo de órgano de Danny Federici, componente de la E Street Band fallecido en 2008.
6- Heaven´s Wall: tema gospel al más puro estilo "Shackled And Drawn" y "Rocky Ground", ambos del "Wrecking Ball", con repetitivas letras bíblicas, aunque más marchoso y con un espectacular diálogo guitarrero Bruce-Tom en la parte final. 

7- Frankie Fell In Love: una de las canciones más lúdicas del álbum, muy en la honda de la Seeger Sessions Band. Suelta e informal, muestra al Springsteen más desenfadado y ronco.
8- This Is Your Sword: tradicional pieza gaélica muy del gusto de Springsteen en los últimos tiempos. Un banjo y varias gaitas acompañan el ritmo de esta balada de voz fuerte y potente musicalización.
9- Hunter Of Invisible Game: suave balada a medio tiempo, es una alegoría llena de imágenes bíblicas sobre viajeros en el desierto. Fue uno de los descartes del "Workin´ On A Dream" (2009). 
10- The Ghost Of Tom Joad: grabada en solitario y en acústico en 1995 en el álbum de idéntico título, se recupera la versión eléctrica con banda que ha hecho las delicias de los fans durante años. Supuso, como ya se ha reseñado, la primera colaboración Springsteen-Morello en 2008. Por tanto, se podría decir que fue el germen del actual trabajo. Morello incluso canta parte importante del tema en este disco. ¡Guitarras afiladas como nunca antes!
11- The Wall: grabada en 1998, recuerda a antiguos compañeros y músicos de Nueva Jersey que fueron a Vietnam y ya no regresaron (Walter Cichon, por ejemplo). Canción muy solemne con una magistral trompeta llevando el ritmo del tema en su parte final. 
12- Dream Baby Dream: cover del tema de los neoyorkinos Suicide con el cual Springsteen ya cerró sus conciertos de la gira "Devils & Dust" en 2005. Una cinta de bucles y un armonio transforman la oscuridad original en una balada clásica y cordial. La versión actual está más limpia y pulida que la interpretada en vivo en 2005. 

     El presente trabajo supone, visto lo visto, la certificación de un cambio en el rumbo de Springsteen durante los últimos años: generalización de programaciones, colchones ambientales, efectos de sonido, trucos de estudio y manipulaciones tímbricas de los instrumentos. Sin embargo, lo que todos tenemos claro es que el fuerte del Boss siempre ha sido, es y será su sonido en vivo, sus conciertos. Por todo ello, el 2014 comienza , para todos sus fans, con "grandes esperanzas".

  

No hay comentarios: