LIBROS

LIBROS

miércoles, 27 de febrero de 2013

El día que U2 dijo NO a la guerra



     El 28 de febrero de 1983, hace treinta años, los cuatro componentes del grupo de rock irlandés U2 "explotaron" contra la guerra con su tercer álbum de estudio, grabado entre mayo y agosto de 1982 en los Windmill Lane Studios de su Dublín natal de la mano de Island Records, su discográfica, y Steve Lillywhite, su productor. Mucho ha llovido en estas tres últimas décadas.
 
     El título de este nuevo trabajo estuvo acorde a la época en que fue concebido. En plena Guerra Fría y con conflictos como los de Oriente Medio, las Malvinas y, cómo no, el irlandés. De hecho, "Sunday Bloody Sunday", el mítico tema que abre el disco, hace referencia a los terribles sucesos acaecidos en la ciudad de Derry el domingo 30 de enero de 1972. Murieron trece personas y fueron heridos una treintena de manifestantes pacíficos que protestaban contra el "internment", medida por la cual se podía encarcelar, sin juicio, a cualquier sospechoso de pertenecer al IRA (Ejército Republicano Irlandés).
 
     En la portada del disco aparece nuevamente Peter Rowan, el mismo niño que ya fuera portada de su primer trabajo, "Boy". Sin embargo, el menor ya ha crecido y presenta una mirada mucho menos inocente y más endurecida. Una brecha en su labio inferior hace referencia al estado de las cosas en 1983. Como fondo, un cielo ennegrecido de guerra evidencia, más si cabe, la situación bélica vivida.
 
     El trabajo alcanzó el número 1 en UK y el 12 en EE. UU.. Los especialistas coincidieron en que "War" era un gran disco de rock en el que la voz de Bono y las letras de las canciones, más políticas y comprometidas, colocaron al grupo en un nivel superior. Fue la confirmación mundial de U2, más a nivel de crítica que de ventas, es cierto, pero colocó a los irlandeses en una posición muy privilegiada, hecho acentuado con la edición de "Under a blood red sky", cd y vídeo de su legendario concierto en Denver, en el verano de 1983, en un escenario y en un ambiente que hicieron de ese un momento mítico en la historia del grupo y del rock en general: U2 en estado puro y luchando contra los elementos.
 
     Las 10 canciones de "War" le dieron una duración total de 43 minutos. Los temas son éstos. Cara A:
 
1- Sunday Bloody Sunday: probablemente, la canción más conocida y aclamada de la banda. Pese a la demoledora batería, que parece una declaración de guerra, se trata de una respuesta emocional a todo lo que estaba sucediendo en Irlanda del Norte en esos momentos. Bono, pese a ser republicano y querer una Irlanda unida, no estaba de acuerdo en imponer las ideas por la fuerza de las armas. La bandera blanca que comenzó a sacar en cada concierto al tocar esta canción se convirtió en una de las imágenes más conocidas de la banda en aquella época. Fue el primer single de "War".
2- Seconds: la guitarra de The Edge marca el comienzo del tema, aunque pronto es Adam, al bajo, el que cobra mayor protagonismo. The Edge canta por primera vez un tema, algo que haría en un par de ocasiones más a lo largo de la historia del grupo ("Numb" (Zooropa, 1993) y "Van Diemen´s Land" (Rattle & Hum, 1988)). La canción habla de la inminencia de una catástrofe nuclear, tema muy de moda en 1983. En la parte central hay como un intermedio, en el que se escucha de fondo una pequeña parte del documental "Soldier Girls", en el que unas chicas realizan una rutina de entrenamiento que resulta realmente perturbadora.
3- New Year´s Day: otro de los clásicos más celebrados en la historia del grupo. Segundo single de "War". Poca gente sabe que la canción nació de la situación política vivida en esos momentos en un país tan lejano de Irlanda como Polonia. Es una canción de amor, que habla de separación y nostalgia, directamente relacionada con la situación de Lech Walesa (líder del Movimiento Solidaridad), encerrado y sin poder recibir la visita de su mujer. El "Día de Año Nuevo" se declaró en Polonia la ley marcial. Sorprendente, ¿verdad?
4- Like A Song...: canción protesta contra los discos pop aparecidos en su época y contra los que no les consideraban una verdadera banda de rock and roll. Su fuerza y su profundidad sirven para que U2 se identifique con el egoísmo que se muestra en la actitud del rock and roll.
5- Drowing Man: uno de los temas más sofisticados de U2 hasta la fecha. Adam y Larry lo bordan rítmicamente y consiguen unas actuaciones formidables. The Edge está perfecto, como siempre, y Bono canta como pocas veces antes (y después), abrazando un amor superior, sexual y espiritual. Dios, sin duda, es un ser bondadoso.      
   
Cara B:
 
6- The Refugee: tema producido por Bill Whelan que consigue que U2 no suene como U2. Surge del interés de Bono por acercarse a minorías étnicas en EE. UU.: afro-americanos, italianos, cubanos, etc. Larry Mullen aportó una base tribal a modo de tambores y sus tres compañeros pusieron el resto mediante cantos primitivos.
7- Two hearts Beat As One: tercer single de "War", es un tema nacido del reciente matrimonio de Bono con su novia desde la época del instituto, Ali Stewart. Fusión punk-rock para una canción de amor y, a la vez, disculpa ante su mujer por no prestarle la atención debida durante su luna de miel. U2 se la jugaba en su tercer disco y no había tiempo que perder.
8- Red Light: corte originado por la turbación que sintió Bono al visitar Ámsterdam y ver a las prostitutas vendiéndose en los escaparates, iluminadas por una luz roja. Cabe recordar la sociedad extremadamente conservadora en la Irlanda de aquel momento, elemento que provocó en el cantante sensaciones encontradas. Canción ambigua que hace referencia a las chicas del Distrito Rojo, a la salvación del alma de Adam (el más juerguista de los componentes del grupo) y a la visión de una de las prostitutas, que observa cómo los "clientes" van y vienen por la calle. 
9- Surrender: tema que narra la situación de Sadie, una chica que vive en New York y debe hacer cualquier cosa por sobrevivir allí. Canción espiritual que cuenta cómo, en un momento dado, la chica sube a la planta 48 de su edificio con la idea de saltar. Sin duda, a veces, hay que morir para seguir con tu vida de otra manera... 
10- 40: cuarto y último single de "War", es un himno que pone fin al disco y a muchos de los conciertos de la banda, incluso en épocas más actuales. La canción se grabó a las seis de la mañana de un día en el que los estudios debían ser ocupados por otra banda que los tenía reservados. Era la canción que ponía punto y final al trabajo y se grabó muy rápidamente. Pero la voz de Bono sonó diferente y se consiguió un ambiente óptimo para el tema de cierre del álbum. Se convirtió en un corte simple, pero muy adecuado como canción de cuna y cierre de los conciertos de su posterior gira. Larry se quedaba solo en el escenario marcando el ritmo con su batería mientras los fans cantaban el estribillo hasta cansarse. La mayor parte de la letra viene del salmo 40 de David, añadiendo nuevamente el "how long to sing this song" de Sunday Bloody Sunday a modo de plegaria. No hay fan de U2 que no ame esta canción.
 
     Treinta años dan para mucho. Por supuesto, U2 los ha aprovechado para auparse como los grandes monstruos del rock and roll que son. Por ello, repasar sus primeros discos con la perspectiva actual es un ejercicio maravilloso. A mí me ha encantado. Y me encanta "War", el primero de los grandes discos de esta mítica banda que arrasó en los 80 y los 90. Os dejo con el vídeo-clip de New Year´s Day con la esperanza de que las cosas cambien, aunque no sea el día de año nuevo... 
 
 
       
 
                 

2 comentarios:

Josete dijo...

Un disco duro pero que marcó, sin duda, una época. Asusta ver con qué facilidad llegan a los 30 los discos. ¿Será que nos hacemos viejos?
Un saludo.

José Ferrandis Peiró dijo...

Saludos, Josete! Definitivamente, sí: nos estamos haciendo mayores! Pero, como dicen nuestros padres, eso nos da experiencia en la vida. Jajajaja!